jueves, 1 de septiembre de 2011

Boy Princess


También conocido como Kiss me princess. Tengo que reconocer, a estas alturas, mi debilidad por el manhwa, sobre todo cuando de yaoi o shounen ai se trata. No he leído demasiados, a causa por supuesto de que no he encontrado más..., pero de los poquitos que he tenido la fortuna de leer, han salido muchos de mis mangas preferidos, como The summit y Totally captivated, ya mostrados en el blog antes. Esta vez, vuelvo con otro manga largo también, 9 tomos ni más ni menos de una fantástica historia de reinos, castillos y guerreros con espadas. Y sí, aunque suene más propio de una historia shounen, lo cierto es que, a pesar de lo que podría suponerse en un principio la simple trama principal, vamos viendo a lo largo de la historia como todos los hilos se van desatando, dejando al descubierto toda una entramada de intrigas en una corte real.

El resumen que podemos encontrar habitualmente por Internet:
"Cuando la princesa Elena, quien futura esposa del príncipe Jared, se escapa dos días antes de la boda, su desesperada familia disfraza a Nicole, su hijo menor, para que se haga pasar por ella y le mandan para que se case en su lugar.  Con sus bellos ojos azules, su pelo rubio ondeante, y sus manzanas estratégicamente colocadas, nadie parece darse cuenta de su disfraz. Pero, ¿cuanto puede mantener Nicole su mentira?"


En esencia, parece una trama muy poco original. Chico que se disfraza de chica para hacerse pasar pro alguien en una boda. Pero ese es solo el inicio del iceberg, porque, para desgracia de Nicole, Jed no tardará nada en darse cuenta de toda la farsa, y, para su sorpresa, guarda silencio, sin importarle realmente esa boda que no es para él, otra cosa que un papel.
Revelar demasiado de lo que es la trama oculta, resulta poco alentador. No quiero revelar nada que la autora va destapando ella misma a lo largo de los tomos, y, como siempre, me limitare a hacer un recorrido de los personajes, dando con ello un mapa un poco superficial de lo que es la situación en el reino de Jed, y como eso afecta a su relación con Nicole.
Jed, principe de su reino, y amenaza así para su hermanastro, heredero del trono. En realidad, su situación familiar es extremadamente complicada. Solo tiene amor a su hermana de sangre, una jovencita alegre y perspicaz por la que aguanta vivir bajo las continuas amenazas a su vida por parte de su hermano y madrastra. Su padre, un déspota únicamente preocupado pro él, simplemente no velará por la salud ni felicidad de sus hijos. Cuando Nicole llega a su lado, en realidad lo ve como na ventaja. Con un hombre como esposa, no deberá preocuparse de que le dé herederos, y así ponerse a él y Nicole en el punto de mira de su hermano. Sabe, después de todo, que no puede proteger a más de una persona, y, por lo tanto, no quiere tener a nadie bajo su ala más que su hermana.
Lamentablemente uno no elige de quien se enamora, y el carácter alegre y optimista de Nicole pronto le hacen ver que es inútil intentar evitar caer en sus redes.



Nicole, por su parte, no comprende a Jed. A veces se muestra agradable con él, incluso deja ver lo que le gusta. Otras, sin embargo, es tan frío como un pedazo de hielo. Desde el principio, ve en la idea de suplantar a su hermana como algo idiota. ¿Cómo no iba a darse cuenta su marido? Evidentemente, todo se descubre al principio, y lo único que le sorprende es que Jed no lo mande ejecutar por traición. De cualquier forma, no hay que esperar mucho para ver como sus sentimientos van cambiando, hasta llegar al punto en el que, al tener que cambiarse con su hermana al volver esta, Nicole simplemente no soporta verlos juntos. Es un personaje muy interesante, en el que se puede apreciar un desarrollo importante. Hay que tener en cuenta que, al empezar la historia, solo es un príncipe mimado y protegido que, lo más problemático que ha tenido que enfrentar nunca, son sus pesados hermanos mayores, demasiado protectores para su gusto. Cambiar ese estilo de vida por uno en que se es receptor de todo tipo de amenazas lo hace madurar forzosamente.


Su hermano, Derek, es quizás otra víctima más de unos ambiciosos padres. Obsesionado con un extraño chico, un esperto en medicinas naturales perteneciente a una tribu que vive desde hace años en el bosque, resulta otro personaje de lo más complejo. En realidad, lo único que parece seguro en él es su deseo por reinar. Y, sin embargo, sus acciones, por demás malintencionadas, están a medias manipuladas por una madre empeñada en que su hijo llegue a ser rey. No es así justificable. Ni siquiera está cerca de serlo, ya que será él quien más problemas traiga, pero al final resulta dando una lástima que no se prevé en un principio. Shahi, de quien esta obsesionado y, sí, porque no, enamorado, tiene su propio argumento en la trama. Nadie parece estar de más, por lo que pronto se ve que él y su tribu son más importante de lo que parece dentro de todo el entramado real.

Qué más puedo decir de esta serie. Tanto y a la vez tan poco. No quiero revelar nada más, porque después de escribir todo esto, tengo la sensación de haber dicho más de la cuenta. Aún así, espero haber abierto vuestra curiosidad lo suficiente como para que deis a esta maravillosa historia una oportunidad. No os arrepentiréis.

2 comentarios:

  1. Este es un manga hermoso, también es uno de mis favoritos. Disfruté de inicio a fin los personajes, el dibujo y la historia.

    Simplemente un manga genial.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. a mi me gusta mucho y también es uno de mis favoritos, 100% recomendable. ^^

    ResponderEliminar