miércoles, 19 de febrero de 2014

Master´s Sun

A pesar de que la escasez de tiempo libre me lleva a no poder escribir tanto por aquí como me gustaría, tengo dos doramas en el tintero que tengo que sacar. El primero de ellos es, como bien anuncio en el título: Master´s Sun. Se trata de una serie de 17 capítulos donde se mezcla el romance, la comedia y la fantasía, obra, cómo no, de las siempre prolíficas hermanas Hong. Siguiendo nuestro esquema usual, iniciamos esta recomendación con la sinopsis que se puede encontrar en la página de WikiDrama para después aportar mi propia opinión.


“Joo Won Joong es el CEO de Kingdom, un centro comercial. Es mezquino, avaro y vanidoso, mide todas sus relaciones y sus actos a través del dinero. Mientras tanto, Tae Gong Sil es una mujer que tiene la capacidad de ver fantasmas luego de sufrir un accidente, sin embargo esta habilidad le ha traído muchos problemas al ser despedida de cada trabajo que consigue y de ser poseída por ellos cada vez que queda inconsciente, por lo que no puede beber ni dormir. Pero todo cambiará cuando ambos se encuentren; Joong Won aprenderá a confiar en Gong Sil y la protegerá de cualquier peligro, y a su vez Tae Gong Sil ayudará a Joo Joong Won con fantasmas que atormentan a sus clientes y podrá encontrar un refugio para descansar de los espíritus”.
Efectivamente, nos encontramos ante un tema que, en principio, resulta algo trillado. ¿Fantasmas? Sí, pero es aquí donde debemos recordar que ningún tema se ha visto demasiado si la historia está bien hecha. Y, en definitiva, está lo está. El guión me pareció lleno de esa soltura tan propia de las Hong, así como una buena actuación por parte de los protagonistas. En el papel femenino: Gong Hyo Jin, a quien ya vimos también, compartiendo protagonismo en The best love; en el papel masculino: So Ji Sub, a quien nunca antes había visto actuando y que me dejó gratamente sorprendida. Mirando por ahí he descubierto que también actúa en Sorry, I love you, pero no he visto esa serie aún… En definitiva, un reparto que hace de la Historia, con un argumento que atrapa desde el principio, algo digno de quedarse entre nuestros preferidos.
Efectivamente, el drama arranca con un encuentro entre Joo Won y Tae Gong accidental. Un encuentro, en realidad, que unirá sus destinos desde entonces. Y es que, ante la pesadilla que supone poder ver aterradores fantasmas a todas horas, él se presenta como su único refugio. Al tocarle, como comprobará, los fantasmas se esfuman, desaparecen, y Tae Gong va a iniciar una campaña de acoso y derribo para que el alto y orgulloso hombre la deje quedarse a su lado.


A pesar de lo que dicen de él en el resumen, Joo Won me pareció un personaje entrañable. De esos que, a los tres capítulos, ya se ha metido en tu corazón. Manipulador, sí, y también interesado. Ve en su dinero el activo más importante de su vida. Pero bueno, todos tienen sus motivos y él no iba  a ser menos. Sus intentos de liberarse de ella en los primeros capítulos son realmente graciosos y enseguida se le coge cariño.


Ella, por su parte, es un desastre andante. No es capaz de mantener nada normal en su vida porque, cuando menos se le espera, siempre aparece algo que la asusta y termina haciendo las cosas más raras para escapar. No es de extrañar por tanto que, al encontrar a alguien que hace desaparecer aquello que no la deja ni dormir en condiciones, haga todo lo posible por aferrarse a él. Es un personaje fuerte, de estas personas perseverantes que, no importa cómo las traten, siguen adelante. Es un rasgo que me gusta y que no suele darse en muchos personajes femeninos en los dramas. Al igual que en The best love, la actriz hace además un buen desempeño de su papel, por lo que más de una vez te entran ganas de estrangular  los demás.

Como complemento a la trama, dos de los personajes secundarios que más llaman la atención: Seo In Guk y Kim Yoo Ri. El primero es el jefe de seguridad del centro comercial de Joo Won, quien aparece en escena de forma más que misteriosa y termina enamorado de la protagonista. Yoo Rim por su parte, es una antigua compañera de Tae Gong en la escuela, ahora convertida en una famosa actriz que, además hace de modelo para el centro comercial. A pesar de los tira y afloja que se trae con In Guk, terminará metida de lleno en un amor no correspondido hacia él.


La banda sonora de la serie es otro punto a su favor. No solo hablamos del tema principal, realmente precioso, sino de prácticamente toda la banda sonora. En definitiva, por tanto, estamos ante una obra que nadie debería perderse. Solo esperaremos pacientemente a que las hermanas Hong se decidan a hacer otra de sus obras maestras. 


Me da la sensación de que he puesto más imágenes que texto esta vez, pero, como he dicho ya, esta serie es para verla, no para contarla**. 

0 comentarios:

Publicar un comentario